Todas mis entradas se encuentran publicadas también en Ciao! una comunidad de consumidores que me paga a cambio de dar mi opinión sobre los productos que uso. Tu también puedes formar parte de esa comunidad y dar tu opinión para ayudar a otras personas a tomar una decisión de compra. ¡Además nos pagan por ello! No lo dudes y forma tu también parte de la comunidad de Ciao! Te puedes registrar sin ningun tipo de compromiso pinchando en el banner.


martes, 14 de diciembre de 2010

Regleta eléctrica práctica y segura

Esta regleta eléctrica tiene numerosas ventajas. La principal es que protege nuestros aparatos, sobretodo a los ordenadores, de sufrir sobrecarga. También permite poder conectar varios aparatos en lugares dónde solo disponemos de un enchufe, tiene un botón de apagado y encendido, protección infantil y está homologado por la comunidad europea.

Antes de conocer esta regleta en concreto, tuve alguna comprada en un todo a cien, de las cuales una de ellas me dio un buen susto. Pues un día, empecé a oler a quemado y era debido a que uno de los aparatos enchufados tenía el enchufe quemado. Cuando lo retiré, los agujeros de la regleta estaban negros. No nos damos cuenta pero es muy peligroso y este tipo de cosas pueden provocar un incendio.

Desde entonces, mi marido no ha querido arriesgarse más y ha tirado todas las regletas malas y las ha sustituidos por este otro modelo. Existe en negro y en blanco. En casa, tenemos ambos pues mi marido ha llenado la casa. Sé que son algo caras, pero son de buena calidad y merecen la pena. Alguna la hemos comprado en el Al Campo, otras en Leroy Merlín.

Cuando tenía el ordenador de sobremesa, necesitaba muchos enchufes. Que si el ordenador, la pantalla, los altavoces, la impresora, el disco duro externo y una lámpara de mesa. Y se me quedaba corto. La que tengo para el ordenador es de 6 enchufes. Ahora con el portátil he ganado dos enchufes libres ya que ya no necesito los altavoces ni la pantalla.

Estas regletas las he visto con menos enchufes. Tenemos una de 4 para el dormitorio, pero en general todas las que tenemos son de 6 enchufes. En el salón, tenemos uno negro, porque disimula más. Está detrás de la tele. En él tenemos mil cosas puestas, la tele, el dvd, el video, un disco duro, la wii, un teléfono inalámbrico.

Por lo menos estamos tranquilos, de que los aparatos están protegidos de sufrir una sobrecarga y de que la regleta no se queme porque funcionen muchos aparatos a la vez. Además, cuando nos vamos de viaje, apagamos el interruptor y así estamos seguros y tranquilos que no puede pasar nada en nuestra ausencia. El interruptor es un acierto y cómodo porque no hay que ponerse a desenchufarlo todo. Lo malo, es que es muy luminoso y llama mucho la atención a los niños. ¿Sabéis cuantas veces me he quedado sin ordenador? Pues eso, cuidado con los peques que son muy traviesos.

Tengo que comentar algunas pegas, sin embargo. Encuentro que los enchufes están demasiado juntos, y necesitarían un poco más de espacio entre unos y otros. Cuando el adaptador del aparato es pequeño no hay problema, pero a veces nos encontramos con unos adaptadores enormes que impiden que se pueda enchufar algo al lado. Eso me pasa con el del disco duro externo. Lo soluciono enchufándolo al final del todo pero si tengo más de un aparato con un adaptador enorme, tengo que desenchufar algo para poder ponerlo mientras lo use.

Otro ejemplo, el enchufe justo al lado del interruptor tiene poco hueco, por ello ahí hay que poner algo que sea pequeño para que no impida el poder apagar y encender el adaptador. 

Exceptuando esto, estoy bastante contenta con todas las regletas eléctricas que tenemos en casa, me dan confianza y seguridad, además de permitir poder enchufar muchos aparatos a la vez aprovechando un solo enchufe.



0 comentarios. ¡Deja el tuyo! :-):

Publicar un comentario