Todas mis entradas se encuentran publicadas también en Ciao! una comunidad de consumidores que me paga a cambio de dar mi opinión sobre los productos que uso. Tu también puedes formar parte de esa comunidad y dar tu opinión para ayudar a otras personas a tomar una decisión de compra. ¡Además nos pagan por ello! No lo dudes y forma tu también parte de la comunidad de Ciao! Te puedes registrar sin ningun tipo de compromiso pinchando en el banner.


miércoles, 3 de noviembre de 2010

¡Olvídate del riego!


Me encanta estar rodeada de plantas y flores pero tengo muy mala mano con ellas o muy mala suerte, según como se vea. O me paso de regarlas o no llego. Mi tía cada vez que viene a mi casa no hace más que criticar el estado de mis plantas. Todas las plantas de interior se me acaban muriendo tarde o temprano.

Una vez que estuve hospitalizada me regalaron una planta grande preciosa. No tenía macetero adecuado así que me fui a una tienda de jardinería en busca de un macetero bonito y decorativo para poner la planta en el salón y lucirla. En vez de llevarme un macetero de diseño me llevé ese macetero de plástico y poco decorativo.

¿Por qué cambie de opinión? Pues porque este macetero tiene auto riego, y como a mi lo que peor se me da es medir la cantidad de agua y la frecuencia de los riegos, pensaba que poniendo la maceta ahí, acabaría con el problema y mi plantita duraría mucho tiempo.

Otro motivo que me llevo a su compra fue que cada vez que salgo de viaje tengo que meter las macetas en la bañera para que no se me mueran. Por eso pensé, voy a probar primero con una y si me va bien, sustituyo los maceteros de las plantas más importantes y me quito dos problemas de encima.

El macetero que tengo es verde oscuro y mide 26 cm de diámetro. Para llenarlo necesite bastante tierra. Tiene dos tubos dentro del macetero. En uno se echa el agua que va a parar en un depósito que tiene en la base del macetero. En el otro sale una bolla amarilla que nos va indicando el nivel de agua en el deposito, de manera a que cuando vemos que está abajo del todo, es señal de que hay que rellenar el deposito. No recuerdo qué capacidad de agua tenía pero creo si no me falla la memoria que usaba una botella de litro y medio.

Entre la tierra y el agua, el macetero pesaba una barbaridad. Como no lleva ruedas, tenía que hacer fuerzas para empujarlo cuando quería limpiar esa zona.

Total, que al principio parecía que la planta estaba bien y yo estaba totalmente despreocupada de su riego. Pero, empezaron a caerse las hojas. Igual es que le faltaba luz y la cambie a un sitio más luminoso. Ahí parece que se estabilizó un poco, pero le faltaban muchísimas hojas. Daba pena verla con lo frondosa que estaba cuando me la regalaron. Luego me cambié de casa. Y en la nueva vivienda se acabó muriendo.

Así que mi experiencia con este macetero no ha sido demasiado buena. Ni con luz, ni con sombra, ni con auto riego, pude salvar a esta planta. Me han dicho que es posible que al tenerla cerca de la ventana y estar en corriente cuando ventilaba la casa haya sido la causa de su muerte. Sea como sea, no tengo manos con las plantas, haga lo que haga, se me mueren.

A pesar de mi pésima experiencia, si que os recomiendo probarlo porque igual a vosotros se os da mejor, y no nos olvidemos que al ser auto riego da una gran autonomía y la planta usa el agua que necesita, ni más ni menos.

0 comentarios. ¡Deja el tuyo! :-):

Publicar un comentario