Todas mis entradas se encuentran publicadas también en Ciao! una comunidad de consumidores que me paga a cambio de dar mi opinión sobre los productos que uso. Tu también puedes formar parte de esa comunidad y dar tu opinión para ayudar a otras personas a tomar una decisión de compra. ¡Además nos pagan por ello! No lo dudes y forma tu también parte de la comunidad de Ciao! Te puedes registrar sin ningun tipo de compromiso pinchando en el banner.


lunes, 15 de noviembre de 2010

Microsoft Windows Vista Home Premium



Vaya porquería de programa. Es lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en el vista. Cuando me compré el portátil me venía instalado el vista home Premium. Acostumbrada tanto tiempo al xp me costó un poco hacerme al principio. Aunque de apariencia externa me gustaba su diseño, era diferente más bonito, moderno. Pero era una cortina de humo. Durante todo este tiempo aprendí a convivir con el vista y sus deficiencias pero ahora que tengo el Windows 7 me doy cuenta de la diferencia y no quiero al vista en mi vida ni en pintura.

Para empezar, el vista consume muchos recursos del sistema, y eso hace que todo vaya mucho más lento. Cada mañana para arrancar el ordenador, tardaba la torta de un pan, siendo el portátil nuevo era algo que no me explicaba. Luego cada vez que le daba a un programa para abrir, igual, otra vez a esperar. Total que todas las mañanas se me iba un tiempo en tener el portátil abierto con todo y como me desesperaba, lo que hacía era hibernar el ordenador en vez de apagarlo, así por las mañanas cuando lo encendía, ya lo tenía todo listo. Aun así, tardaba un rato hasta que me dejaba trabajar.

Algunas mañanas, me encontraba el ordenador encendido cuando yo le había dado a hibernar. Algo que no me explicaba y lo achacaba al ordenador pensando que se le iba la pinza, no al vista. Otras veces le daba a hibernar y tras esperar un buen rato sin que el ordenador se hibernará lo tenía que apagar manualmente. Pero ahora, que me han formateado el ordenador y me han cambiado el sistema operativo, me doy cuenta de que todos los problemas eran del vista.

Al pasarme al vista, ninguno de los programas que usaba eran compatibles, tuve que hacerme con ellos de nuevo. No leía el driver de la impresora hp y me tuve que meter en la página de hp para descargar el driver compatible con vista. El cd que me venía con la impresora traía además un programa de hp para poder imprimir fotos, escanear, y al tener el vista tuve que renunciar a él porque ni siquiera lo habían hecho para poder tenerlo con el vista.

Otra prueba de que consume demasiados recursos es que la batería del portátil no tenía fuerzas. Al principio, cuando cogía el portátil para llevármelo sin cable era desesperante. Cuando la batería estaba ya en el 70% apaga y vámonos, las paginas tardaban en cargarse una eternidad, el ordenador iba lento, total que si movía el portátil, lo hacía con el cable y lo enchufaba a la red porque sino me empezaba a reconcomer por dentro de la desesperación.

Tuve que dejar de usar cds y dvds para grabar porque me ha pasado varias veces de meter fotos en un cd para dárselas a familiares y amigos y cuando llegaban a su casa me decían que el cd no tenía nada. Total que me devolvían el cd y cuando lo ponía en mi ordenador yo si que veía las fotos pero ellos no las veían. Y lo mismo ha pasado a la inversa. En el colegio, a final del curso, nos dieron un cd con fotos de todas las actividades que han realizado durante el año, y cuando lo puse en mi ordenador me salía que era un cd virgen. Total que tuve que ir al colegio, dejar un pen para que me metieran las fotos ahí.

Mi programa de mensajería empezaba a hacer cosas raras, me daba errores, no me dejaba borrar muchos mensajes seguidos. Eso por poner un ejemplo, porque me pasaban cosas raras a menudo con programas diferentes. Y ya un día, enciendo el portátil, se carga pero no me dejaba hacer nada. Me tiré toda la mañana encendiendo y apagando y ya pensaba que se me había estropeado el portátil, y ahora verás tu lo que me van a cobrar por arreglarlo. ¿Y sabéis qué? El problema no era el portátil, el problema era Windows vista. Y la solución fue formatear el portátil y cambiar el sistema operativo. Así que como comprenderéis le he cogido un asco terrible y me pregunto como he podido aguantar tanto y ahora que a gusto estoy con el Windows 7, ¡menuda diferencia!


0 comentarios. ¡Deja el tuyo! :-):

Publicar un comentario