Todas mis entradas se encuentran publicadas también en Ciao! una comunidad de consumidores que me paga a cambio de dar mi opinión sobre los productos que uso. Tu también puedes formar parte de esa comunidad y dar tu opinión para ayudar a otras personas a tomar una decisión de compra. ¡Además nos pagan por ello! No lo dudes y forma tu también parte de la comunidad de Ciao! Te puedes registrar sin ningun tipo de compromiso pinchando en el banner.


sábado, 13 de noviembre de 2010

Aceite de Argan



El aceite de Argan se elabora con el fruto de un árbol llamado Arganda Spinosa, que solo crece en el suroeste de Marruecos. Es un aceite totalmente natural que los marroquíes usan tanto para la alimentación como para el cuidado del cuerpo. Está demostrado que contiene unas valiosas propiedades nutricionales y dermatológicas.

He aquí algunas propiedades del aceite de argan a nivel dietético: reduce la hipertensión, el colesterol, los dolores articulares y reumáticos, es anti oxidante, anti cancerígeno, y facilita la digestión.

A nivel cosmética, el aceite de argan tiene las siguientes propiedades: fortalece cabello y uñas, hidrata, revitaliza y aporta elasticidad a la piel, excelente antiarrugas, anti radicales libres, protege contra las agresiones externas, cicatrizante, estimula la regeneración y oxigenación de la piel, trata problemas cutáneos como el acné, estrías, quemaduras, eczema, psoriasis.

A la hora de comprarlo aseguraros que sea 100% puro y natural. Lo podréis encontrar en parafarmacias, o de venta por Internet.

Hoy en día, muchos cosméticos introducen el aceite de argán en la composición de cremas faciales y corporales. También podéis añadir unas gotas de aceite en vuestra crema de día y de noche.

Empecé a usar el aceite de argan a raíz de un problema de dermatitis en las manos. He llegado a usar cremas con corticoides, con buenos resultados, para mejorar la piel pero no dejan de ser corticoides. Hasta que una amiga me comentó sobre el aceite de argan. Me trajo un poco de aceite en un frasco pequeño para probarlo antes de comprarlo. Me fue también, que lo compré.

A los tres días de usarlo, ya se nota como la piel se va regenerando. Los primeros días me echo el aceite tres veces al día, y luego dos veces al día hasta que se me curan las manos por completo. En cuanto noto que la dermatitis va a empezar, enseguida me aplico el aceite para evitar que vaya a más.

El aceite cunde muchísimo, pues con unas gotitas bastan. Es un aceite muy caro y no se puede desperdiciar. Hay que usar lo que se necesita. No por echar más será más efectivo.

Hace una semana he empezado a tener dermatitis en los párpados. Durante unos días notaba que la piel alrededor de los ojos me picaba pero no le dí mucha importancia. Hasta que mirándome bien en el espejo me dí cuenta que estaba empezando a tener dermatitis. Ese día el picor era horrible. Me puse el aceite de argán por la tarde, y otro poco antes de irme a la cama. A la mañana siguiente ya no me picaban los ojos pero he seguido echándome el aceite de argan día y noche y ahora estoy mucho mejor. El aceite hidrata la piel en profundidad, y acelera el proceso de regeneramiento.

De hecho como este aceite es un buen antiarraguas, he decidido seguir echándomelo por las noches antes de ponerme el contorno de ojos para así potenciarlo más. 

Si sufrís uno de los problemas enumerados más arriba, no dudéis en probar el aceite de argan pues es un producto 100% natural y efectivo.

0 comentarios. ¡Deja el tuyo! :-):

Publicar un comentario