Todas mis entradas se encuentran publicadas también en Ciao! una comunidad de consumidores que me paga a cambio de dar mi opinión sobre los productos que uso. Tu también puedes formar parte de esa comunidad y dar tu opinión para ayudar a otras personas a tomar una decisión de compra. ¡Además nos pagan por ello! No lo dudes y forma tu también parte de la comunidad de Ciao! Te puedes registrar sin ningun tipo de compromiso pinchando en el banner.


domingo, 31 de octubre de 2010

El Niño con el Pijama de Rayas - John Boyne



Cuando empecé con la lectura de este libro, no tenía ni la más remota idea del argumento. Todo lo que sabía es que era un libro que estaba teniendo muchísimo éxito, estaba gustando, y eso fue lo que me llevo a leerlo. El título del libro me hizo pensar que se trataba de un cuento fantástico infantil. Nada más lejos de la realidad.

La historia nos lleva a la época nazi, y narra la historia de Bruno, un niño alemán de 9 años, y cómo vive el holocausto desde su perspectiva inocente.

El argumento es bastante simple. Cuando empecé a leerlo, estaba esperando, y esperando, a ver cuando la historia arrancaba. Pero es que no pasaba nada, era como si un niño llevará un diario, con cosas anodinas que pasaban en su vida, siendo la mudanza y traslado a una nueva casa el tema más importante.

Cuando el niño empezó a explorar el nuevo lugar, me esperaba algo de aventurilla al estilo de “Los Cinco” de Enid Blyton. A todo esto me preguntaba, que tenía que ver el título con la historia hasta que por fin, apareció en escena Shmuel, un niño judío con un traje de rayas que vive detrás de una alambrada.

Aun así, todavía me esperaba que hubiera algo de aventura, entre ambos, hasta que me dí cuenta que no había nada que esperar, ni aventuras, ni sucesos fantásticos, ni nada de nada.

¿Entonces cual ha sido el éxito del libro?

He llegado a la conclusión de que no ha sido la historia la que ha enganchado a los lectores, sino más bien el hecho de leer desde la perspectiva inocente de un niño el horror del holocausto.

Sinceramente, os diré que me parece poco creíble que un niño de 9 años, tenga delante de sus narices unos sucesos tan horribles y crueles, y él los vea de otro modo. Como no quiero destripar la historia, solo diré a modo de ejemplo, que tiene delante suya a un niño desnutrido, sucio que no puede salir de ese lugar, y Bruno aun piensa que el niño está en un campo de vacaciones y hasta le da envidia y le gustaría estar al otro lado de la alambrada y llevar ése pijama. Quizás esto en un niño de 6 años podría valer ya que a esa edad tienen muchísima imaginación, pero con 9 años, los niños ya son conscientes de las cosas que pasan a su alrededor.

Los puntos a favor de este libro, son que se trata de una lectura sencilla, amena, rápida de leer. Es un libro que recomiendo para los más jóvenes, de manera a tener un acercamiento con el horror de esa época.

Los puntos en contra que veo, es que mantener la ingenuidad de ese niño durante toda la historia, me parece poco creíble. No pasa absolutamente nada durante todo el libro, y el final acaba de manera precipitada. Pienso que hubiese sido mejor acortar la primera parte del libro y desarrollar más el final, dándole más intriga y emoción.

Conclusión, no puedo decir que haya disfrutado con la lectura, no es un libro que me haya aportado nada nuevo, si no lo hubiera leído no me hubiera perdido nada. Si buscáis que la lectura os aporte algo no lo leáis, si os gusta leer todo lo que cae entre vuestras manos, leerlo.



0 comentarios. ¡Deja el tuyo! :-):

Publicar un comentario